COSTA RICA tiene una gran deuda con el pueblo Saharaui

965

¿Por qué Costa Rica, la democracia más robusta y consolidada de América Latina; el país reconocido a nivel mundial como uno de los más fervientes defensores de los derechos humanos y hoy aspirante a un Premio Nobel de la Paz, le ha dado la espalda y se ha olvidado del pueblo saharaui?

Existe un pueblo en la frontera entre Argelia y Marruecos que hace 40 años fue expulsado de su territorio, El Sahara Occidental, y que tiene años de estar sufriendo las agresiones no sólo de la pobreza y exclusión sino de la prepotencia y arrogancia de una Monarquía como la marroquí que, a pesar de las resoluciones de Naciones Unidas para que se retiren de los territorios ocupados y que no les pertenece, siguen obstinados en continuar usurpando de forma ilegal y violando todas las normas y leyes internacionales en detrimento de poco más de 1 millón de saharauis que, a pesar de las condiciones tan adversas en las que debe vivir el día a día en medio de la persecución, la pobreza y vivir en carpas en el desierto con todo lo que ello implica, son un pueblo generoso, noble, con su dignidad y auto estima intactas, un pueblo que  comparte lo poco que tienen, que sonríen, que no están a merced del materialismo y el consumismo que nos convierte en esclavos del “tener” para sentirnos parte de un todo social que es pura fantasía e hipocresía. El pueblo saharaui sigue en pie de lucha, con sus pieles curtidas por el sol y sus rostros cansados pero llenos de ilusión por volver a su tierra e iniciar una vida normal como cualquier país del mundo. Sus muertos reposan en territorio ajeno pero sus almas son libres: dejaron el capullo del dolor y el olvido para convertirse en mariposas que vuelan alto en sus aspiraciones e ilusiones. Un pueblo que no se deja intimidar y que sabe hacia dónde debe caminar.

Costa Rica reconoció al Estado Saharaui e incluso estableció relaciones diplomáticas el 30 de agosto de 1980 y se convirtió en uno de los países que más defendió la causa saharaui a nivel internacional y fue la “voz cantante” en Naciones Unidas  de los derechos humanos de ese pueblo así como del reconocimiento internacional como estado libre, soberano e independiente. Sin embargo, y de forma sorpresiva, inexplicable, muy lamentable y generando serias dudas sobre la moral costarricense y su discurso por la defensa de los derechos humanos, eje central de la política exterior de Costa Rica, el  22 de abril del 2000, en el Gobierno del Ex Presidente Miguel Ángel Rodríguez, Costa Rica “congela” sus relaciones con Saharaui y guarda un silencio “cómplice” ante las atrocidades cometidas por Marruecos contra ese noble y muy sufrido pueblo saharaui. Nuestro país le da la espalda a la lucha justa de un pueblo que anhela volver a su tierra, vivir en paz y seguir el ejemplo del desarme y la neutralidad que, en su momento, Costa Rica les inspiró.

Gracias a la colaboración de la Embajada de la República Árabe Democrática de Saharaui, el Programa Horizontes de XPERTV – Teletica visitó los campos de refugio en territorio de Argelia para conocer de cerca la historia, las aspiraciones y realidad de un pueblo que sufre, que ha sido perseguido y hasta cierto punto, olvidado ante intereses mezquinos que, pareciera, han provocado que países como Costa Rica les diera la espalda a pesar de haber sido uno de los primeros en reconocerles como Estado y estar a su lado. El pueblo saharaui y sus autoridades mantienen intacta la imagen y respeto por nuestro país, pero nos reclaman ser consecuentes  y que Costa Rica  retome la defensa de los derechos humanos y el derecho del Estado Saharaui a existir. No es entendible para ellos que Costa Rica maneje un “doble discurso” en temas de derechos humanos porque mientras nuestro país se pronunció a favor de los palestinos cuando fueron víctimas de los últimos ataques de Israel generando más de 2000 muertos, Costa Rica ha venido guardando silencio ante las masacres, presos políticos, perseguidos, y bombardeos que vive diariamente el pueblo saharaui. Costa Rica, aspirante a un Premio Nobel de la Paz, no dice absolutamente nada al respecto.

A partir del lunes 5 de enero del 2015, y durante todo el mes de enero, estaremos transmitiendo programas grabados en los campos de refugio de los saharauis en territorio de Argelia en donde sus autoridades, pero sobre todo el Primer Ministro de Saharaui, Excelentísimo señor Addeekader Talebomar, le envía un claro mensaje al Presidente de la República Luis Guillermo Solís en el sentido de la urgencia de que Costa Rica vuelva su mirada al pueblo saharaui, defienda su derecho a existir y volver a su territorio, sobre todo porque en el 2015 Marruecos debe acatar las resoluciones de la ONU y retirarse de los territorios que no le pertenece. COSTA RICA tiene una deuda moral con el pueblo saharaui y mantener ese silencio ante las violaciones a los derechos humanos cometidos por Marruecos nos hace parte de actos que nunca debieron darse y que deben tener su fin.